El Sevilla campeón de la Europa League

sevilla-fc-libertaddigitalcomPor quinta vez el equipo de la capital andaluza ha logrado levantar un título de una competición que parece que se les da bien, visto el ritmo al que logran rellenar las vitrinas del club.

La final de ayer se presentaba muy cuesta arriba, con una baja tan importante como la de Reyes, el capitán y el alma del equipo hispalense, y frente a un rival de renombre como es el Liverpool, un club con mucha más historia y presupuesto.

A pesar de todo, siempre hay que respetar al Sevilla, mucho más en una competición como la Europa League de la que han disputado 5 finales en los últimos años y que también ganó en su anterior edición, por lo que defendía título en la final de ayer celebrada en Basilea.

Los pronósticos negativos parecían cumplirse al poco de empezar el choque, con una primera mitad que dominó el conjunto inglés de principio a fin con un ritmo de juego muy rápido y vertical que arrinconó al Sevilla en su campo y se saldó con un gran tiro cruzado de Sturridge que sorprendió al portero Soria y puso el 1-0 en el marcador al descanso.

Las sensaciones eran muy negativas, no tanto por el gol en contra y sí por el dominio del que hacía gala el Liverpool, pero la afición del sevillista conoce a su equipo, especialmente al entrenador Unai Emery, cuya charla en el vestuario provocó la reacción de su equipo en una segunda parte con un cambio de tornas respecto a la situación inicial.

El equipo del Nervión salto al césped lleno de vitalidad, ganas y ambición. Se buscaba constantemente al delantero estrella Gameiro, que logró empatar el partido al minuto de comenzar la segunda parte tras una gran jugada del lateral Mariano, cuyo centro al corazón del área no lo perdono el goleador galo.

Y es que nunca hay que subestimar el corazón de un equipo campeón, y la relajación del Liverpool había provocado que éstos no cerraran el partido cuando lo tenían dominado y eso les iba a costar el título.

Con el encuentro empatado a 1 el Sevilla se vino arriba y, con un juego centrado en atacar las bandas logro dominar todos y cada uno de los aspectos del juego, mostrando una superioridad que, a diferencia de su rival, el conjunto de Emery si supo materializar, una característica de los equipos ganadores.

Y el protagonista del tramo final del choque fue Coke, un jugador trabajador y serio que se vio obligado a abandonar su posición habitual de lateral para suplir la baja del capitán Reyes, mucho más adelantado. El jugador vallecano primero aprovechó una gran asistencia de su compañero Vitolo para hacer el primero de sus dos goles.

El Sevilla se ponía así por delante en la final, una posición que se incrementaría poco después con el segundo gol de Coke que puso fin a las esperanzas del equipo inglés de conquistar un título que parece hecho a la medida de los sevillanos, que podrán lucir una copa más como si de un monumento más se tratara.

Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>