La tampografía, una práctica desconocida dentro del mundo de la serigrafía

La tampografía es un proceso novedoso dentro del mundo de la serigrafía que cada vez está teniendo un mayor crecimiento y conocimiento por parte de los usuarios ya que las utilidades son cada vez más grandes y la calidad es aún mayor que un proceso serigrafiado.

La tampografía es una impresión que se realiza directamente en placas metálicas o plásticas para grabar cualquier tipo de imagen y por lo tanto que se quede incrustada correctamente, de esta forma tiene una mayor durabilidad en cuanto al desgaste de la pieza en cuestión.  Por todo ello puede utilizarse desde en pelotas de golf, sillas de oficina, coches de juguetes e incluso las botellas de vino o sidra.

Es una técnica relativamente joven ya que se comenzó a utilizar sobre los años 70 donde su origen fue en Suiza para la industria de los relojes aunque se tienen dudas si en el siglo XIX ya se utilizaba en las vajillas de corte inglesa..

Pierre Schmid inventó la primera máquina de tampografía manual que marcaría el inicio de una industria innovadora.

Utilidades y maquinaría para la tampografía

Cuando comenzó esta industria se hacía todo manualmente como el comienzo de cualquier tipo de industria pero ahora si analizamos algunos expertos en la materia como Tintas Greis, empresa de serigrafía y tampografía podemos ver que es necesario una serie de materiales que podemos resumir en esta lista:

  • Máquina de tampografía: es lo principal y existe de uno o más colores para poder darle forma a la marca o icono a serigrafiar, además puede ser manual o semiautomática
  • Insoladora: es una maquinaria necesaria para la grabación de las placas en la pieza metálica o plástica
    Placa: normalmente de acero o polímero para que se pueda grabar la imagen que queremos tampografiar en la pieza en cuestión
  • Tampones: según los colores que se quieran utilizar necesitaremos más tipos de tampones o uno solo
    Tintas: van unidas a los tampones y según el colorido que tiene que llevar el material
  • Juego de llaves hexagonales: se utilizan para adecuar mejor la pieza a la máquina de tampografía y de esta forma que quede lo más ajustada posible
  • Disolventes: esenciales para que la impresión quede totalmente limpia y clara

Con todo ello la industria de la tampografía está superando a la serigrafía habitual para artículos de merchandising o publicitarios que anteriormente se hacían una pequeña serigrafía en los productos que se regalaban pero que se borraba con facilidad, y ahora todo lo que vemos en los mecheros, bolígrafos o camisetas está realizado con tampografía para que tenga una mayor calidad y sobretodo el nombre la marca priorice a lo largo del máximo tiempo posible.

Hoy en día esta industria tienen unas ventajas mucho mayores que otras no solo para el ámbito publicitario sino también para tener un mayor control de seguimiento o stock de almacenaje en los productos como por ejemplo en la impresión de la referencia o código de barras para que no se puedan manipular estos datos si el producto tiene que pasar de unos proveedores a otros constantemente.

Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>